OFICIAL DE PROTECCIÓN DEL BUQUE Y OFICIAL DE LA COMPAÑÍA PARA LA PROTECCIÓN MARÍTIMA – Acceso al B.O.E

Resolución de 16 de noviembre de 2010, de la Dirección General de la Marina Mercante, por la que se crea el certificado de especialidad de oficial de protección del buque y oficial de la compañía para la protección marítima.

Certificado de Oficial de Protección del Buque.

  1. Para la realización del curso de Oficial de Protección del Buque, será necesario
    estar en posesión de un título profesional de la Marina Mercante que permita enrolarse
    como Capitán o Jefe de Máquinas, Oficial de puente u Oficial de máquinas, Oficial
    radioelectrónico o de un título académico que permita la obtención de los citados títulos.
  2. El certificado de Oficial de Protección del Buque se obtendrá tras superar
    satisfactoriamente el curso cuyo contenido se desarrolla en el Anexo I y que deberá de
    cumplir con las normas de competencia de la Sección A-VI/5 del Código de Formación, así
    como del curso modelo 3.19 (Oficial de Protección del Buque).
  3. La duración del curso será de 24 horas.
  4. El certificado tendrá una validez indefinida, pudiéndose renovar a instancia del
    interesado en caso de pérdida o deterioro.

Segundo. Certificado de Oficial de la Compañía para la Protección Marítima

  1. El certificado de Oficial de la Compañía para la Protección Marítima se obtendrá tras superar satisfactoriamente el curso cuyo contenido se desarrolla en el Anexo II y que deberá de cumplir con las Directrices sobre la formación y titulación de los oficiales de la compañía para la protección marítima, adoptadas en su 80º periodo de sesiones por el Comité de Seguridad Marítima de la Organización Marítima Internacional y publicadas en la MSC/Circ.1154, así como el curso modelo 3.20 (Oficial de la Compañía para la Protección Marítima) y el Código internacional para la protección de los buques y de las instalaciones
    portuarias (Código PBIP).
  2. La duración del curso será de 30 horas.
  3. El certificado tendrá una validez indefinida, pudiéndose renovar a instancia del
    interesado en caso de pérdida o deterioro